fashion

GIA: EL FINAL DE LA SUPERMODELO

ADICCIONES Y EXCESOS LLEVARON SU CAMINO A LA DESTRUCCIÓN

En un mundo lleno de modelos perfectas, rubias de ojos azules, apareció Gia para cambiar todos los parámetros de una generación. Midiendo tan solo 1,73 y con pelo y ojos marrones, Gia Carangi logró en tan solo 6 meses llegar a la fama gracias a su representante Wilhelmina Cooper de la agencia internacional Wilhelmina Models, siendo objeto de deseo de firmas como Versace, Giorgio Armani, entre otros.

Pero no todo fue un camino exitoso y lleno de Glamour.

A la edad de 17 años Gia aún estudiando y siendo una gran fanática de David Bowie cortó su cabello y adoptó un look andrógino, el cual le sirvió para destacar y transformarse en un icono. Gia podía vestir como hombre, ser sensual, posar desnuda, caminar por pasarelas de alta costura, no llevar maquillaje, jamás seguir las reglas impuestas por la moda de los años 80 y aún así imponer elegancia y sofisticacion.

Abiertamente lesbiana, el espíritu salvaje de Gia conquistó a todos, todo el mundo deseaba estar con ella en el emblemático estudio 54, fotografiarla y estar cerca de ella, toda esa sobreexposición desembocó en el descontrol de la vida de la supermodelo lo cual la llevó al abuso de la cocaína y la heroína.

En 1980 y con tan solo 21 años, Gia tuvo que recurrir a una cirugía en su mano debido a las inyecciones de heroína en ella, “se había inyectado en el mismo lugar tantas veces que había un túnel abierto y entraba en su vena” comenta el periodista Stephen Fried.

La muerte de su agente Wilhelmina Cooper devastó a Gia, quien se refugió en las drogas ya que a pesar de estar constantemente llena de atención su vida fue bastante solitaria, lo que la llevó al descenso en su carrera y a asilarse en su departamento de New York.

Constantemente drogada dejó de asistir a sesiones de fotos, los maquilladores demoraban horas en ocultar las cicatrices en sus brazos y piernas debido al abuso de la heroína, obtuvo notoriedad por historias escandalosas como disparar heroína en los baños durante los descansos, y en una sesión de Versace con Richard Avedon les dijo a todos que iba a fumar cigarrillos y nunca regresó. El fin de su exitosa carrera era inminente.

Luego de pasar por diversos centros de rehabilitación e intentar volver a modelar sin éxito, Gia Carangi a la edad de 26 años murió producto de una neumonía causada por SIDA, enfermedad que se contagió al compartir agujas con desconocidos. La historia de la moda siempre estará marcada por Gia, la primera supermodelo de la historia que desafió los cánones y transformó toda una industria.

Facebook Comments

También puede gustarte...