film + music

Föllakzoid: I

Por Sebastián Herrera.

Menos es más -idea y arquitectura- el hábitat común de toda promesa que tiende hacia lo nuevo, desconocido e idealizado: en la repetición, un nombre; en las materialidades, Mies van Der Roe, disuelto y erigido en la cartografía que urde tramas y sistemas; monumentos que dan cuenta de lo contemporáneo, sistémico y serializado; tabla opaca, mónada, acontecimiento, universos paralelos y repetición. 

Jarmusch hablaba del robo, de evitar la clínica, su pulcritud y evidenciar tramas, suturas; el hilo que da cuenta de la falta. No plagiar, sino lisa y llanamente saquear; robar, evidenciar el robo y a su víctima. Y quién más sino Jean Luc. Él desde un lugar distinto dio eco, soplo y tráfico hacia eso que hoy pulsa y desangra. Godard ya evidenciaba la premisa: nada es nuevo, pero es posible ampliar, llevarlo a un lugar distinto.

El espacio se expande y en este universo “I” se asume en el riesgo, se reconoce en la historia, se reconcilia con la herencia y comienza el diálogo: idea y tejido, el cruce que repite el sonido, su historia y posibilidad; el sentido que hala, el múltiplo que habita, la multitud que convive, la particularidad que se disecciona. 

El trabajo se transforma en relato, en el retorno que reconstruye su medio y establece los elementos que lo conformarán. En ese trazo y tabula reside un tiempo, un hilo narrativo que pregunta el trayecto por venir, la épica que reutilizará, desnudará y resignificará las estructuras clásicas, tótems y símbolos. 

La repetición, el eco, el sonido como una gran guerra contra el tiempo, entendiendo, que en esa pugna y rebelión se vela lo que se transa, convierte y codifica a través de otros modos y espacios.  Ahí depura, registra, ahonda en el hábitat donde reside lo mínimo, la justicia y su precariedad, los pocos elementos, los suficientes, para el sonido, máquina y ADN; instrumento, forma y sistema: es decir, pacto y promesa de lo que devendrá. 

Este lanzamiento es ritual, estigma, el puercoespín que se envuelve y eriza al centro de la carretera y espera el impacto de un automóvil que jamás llegará. En esa espera “I” desestima el aprendizaje para crear nuevos espacios, tiempos, métricas que en el suspenso restrinjan los elementos, tejan la red y tramen lo que ejercitará no un tono, sino una mónada, la ciudad, su tabla de información y espacio en el que nada pueda proceder de fuera, ni hacia fuera, es decir, que habite en un universo que crea su propia forma y tiempo de hacer convivir el lenguaje.

Sacred Bones Records

Föllakzoid – I

Realizado: 2019

Escúchalo en:

Spotify:

Bandcamp:

https://follakzoid.bandcamp.com/album/i
Facebook Comments

También puede gustarte...