fashion

El fetiche y obsesión del mundo con la Navidad

“El día de Navidad es como un orgasmo que nunca se detiene. La felicidad y el buen ánimo deberían palpitar en tus venas. Con la familia, deberías hacer una pausa para saborear la sensación de paz interior, porque una vez que termina, puedes desmoronarte “, decía John Waters, director de Pink Flamingos y otros filmes de culto, en su ensayo “Por qué me encanta la Navidad”, incluido en su libro de 1986 Crackpot (con curiosas fotografías a su peculiar estilo) así como a su amiga, la icónica Divine, a quien invitó a participar de la película “Female Trouble”, que trata sobre una adolescente que sueña recibir zapatos de chachachá para navidad. Waters incluso realizó una compilación musical navideña que llevó por nombre “A John Waters Christmas”.

Asimismo otras personalidades no dejan de lado su espíritu navideño e igual que un ser humano común festejan estas fechas, cada uno a su manera. Cómo olvidar a Grace Jones cantando “Little Drummer Boy” cuando fue invitada al especial de Navidad de Pee Wee, luciendo un atuendo fiel a su extravagante estilo. Otro clásico es uno que jamás imaginamos, cuando Marilyn Manson muy en su faceta oscura nos recordó que allá en el inframundo del cual parecía venir, la Navidad y los regalos tenían un toque especial que hizo parecer a Manson por primera vez “un ser humano tierno”.

El mundo de la moda tampoco es ajeno a estas fiestas, Alexander McQueen adornó una vitrina de su tienda en París para la navidad de 2010. Por su parte Gareth Pugh diseñó el árbol de navidad del Museo de Victoria y Alberto en Londres, usando su impronta conocida con formas geométricas muy definidas, dejando de lado el típico árbol tradicional.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y al parecer nadie puede escapar de la fiebre navideña, es que entre tanta fiesta, comida y regalos parece difícil permanecer lejano a los festejos, Amanda Lepore ha sido anfitriona de una celebración de Navidad, la drag queen Kim Chi ha realizado distintos y producidos looks navideños (incluyendo el último especial de RuPaul’s Drag Race), Madonna hizo su propia versión del clásico “Santa Baby” y Lady Gaga se disfrazó de árbol navideño en 2013. 

Claro está que los festejos de Navidad traspasan las barreras generacionales, del mass media, de los más y menos populares porque la Navidad produce esa excitación muchas veces inentendible en las personas, quizás tenga que ver con lo que decía John Waters, quien veía el personaje de San Nicolás como una figura erótica cuya temporada es una mezcla heterogénea de sexo crudo: “Los emprendedores creativos deberían abrir algo donde los fetichistas dominantes podrían vestirse como Santa y los pasivos ponerse de cuatro patas y tomar el látigo como reno, inhalar poppers y bajar por chimeneas falsas… A algunas personas sólo les gusta por un hombre en uniforme”.


Facebook Comments

También puede gustarte...