film + music

Cómo surgió una de las tendencias musicales y estéticas más influyentes de los últimos tiempos; El Grunge.

Por: Florencia SuperMad

Era principio de los años ochenta cuando en una de las zonas más frías y húmedas de todo estados unidos, comenzaba a gestarse una tendencia tanto en el plano musical como estético, estamos hablando del “Grunge”. Movimiento musical y cultural surgido en el noroeste y que comenzó como un grito desesperado de un grupo de jóvenes bohemios sedientos de música, arte y diseño.

Ya en 1986 el circuito de bandas comienza a hacerse más visible y en las afueras de Seattle se comienza a correr la voz de lo que estaba pasando allí. Bandas emergentes habían fusionado variados estilos musicales y estaban creando algo que no muchos habían visto surgir; Furia, Punk-Rock y mucho, mucho alcohol y drogas. Pero todo explotaría cuando en 1991 NIRVANA, se consagra en el N° 1 de las listas con “Smell Like Teen Spirit” destronando al Rey del Pop, Michael Jackson. Es en ese momento cuando la MTV llega a hacerse parte de Seattle masificando y poniendo de moda cada respiro de la muchedumbre local.

Como muchos saben, Seattle es parte de la costa del pacífico, lugar que posee también una amplia zona maderera, por lo tanto cada padre trabajaba en el rubro de la deforestación. Tener una camisa leñadora en el armario de papá era algo bastante común.

Cuenta la historia que el primer chico en usar esta clase de combinación fue un típico muchacho que asistió a una tocata en el mítico “Metropolis” (Bar Under de Seattle) con una leñadora muy gruesa, pantalones cortos sobre pantalones largos, medias blancas y bototos. En ese tiempo la escena Under estaba viviendo una transformación paulatina, los chicos se vestían con una estética más apegado al New Wave, pero cuando vieron a este muchacho entrar, todos quedaron con la sensación de “mierda, eso se ve bastante bien y cómodo…” semanas después todos los chicos en Seattle estaban robándole las camisas a sus padres.

Una vez el Grunge tomó fuerzas, entre los años 1992 y 1995, las marcas de moda en todo el mundo, comenzaron a sobre explotar la escena, todo lo que tuviera cuadros, era “grunge”, los bototos Dr. Martens se vendían como pan caliente y para qué hablar de las franelas a cuadros. Personajes de la talla de Drew Barrymore o Kate Moss se tomaron las calles y bares de Seattle, solo para ser parte del alocado momento musical que se estaba viviendo.

Lo que había nacido como un acto natural para protegerse del frío y la lluvia, resultaron ser parte de una estética que hasta el día de hoy se mantiene.

Y si el Grunge para los más puristas es solo música, para otros es una tendencia de diseño y vestuario que llegó en los 90’s para nunca más desaparecer.

Florencia SuperMad

IG: @screamingforgrunge 

Facebook Comments

También puede gustarte...